Ventajas del gas natural vehícular (GNV)

 

El gas natural vehícular es un tipo de combustible compatible con cualquier vehículo que cuente con un motor de combustión interna. Este tipo de combustible (también conocido como GNV) se caracteriza por alcanzar una presión de 200 bar, permitiendo ser almacenado en cilindros.

 

Cuando se tiene un carro que trabaja con gas natural vehícular, se debe tener en cuenta que se puede perder entre el 5% y el 10% de la potencia, dependiendo del estado del motor. Sin embargo, el ahorro que se puede lograr en combustible y dinero es realmente alto.

 

- Menos contaminante: Debido a que la combustión del GNV es más completa, y pura, hay una disminución realmente significativa de las partículas y gases contaminantes, como los son los hidrocarburos quedamos, gases de                   efecto invernadero y monóxido de carbono. Incluso, como los carros que usan este tipo de combustible contaminan menos, suelen estar exentos de medidas como el pico y placa.

 

- Mayor vida útil del vehículo: Cuando un motor trabaja con GNV, se evita la generación de residuos de carbón y no se crean sedimentos. Esto permite que la vida del motor aumente considerablemente.

 

- Funcionan con dos tipos de combustible: la adaptación para que un carro pueda funcionar con gas natural vehícular no es tan compleja como se puede pensar. Además, al hacerla, los autos pueden conservar la opción de gasolina, pudiendo entonces cambiar el tipo de combustible con el que se quiere andar realmente fácil.

 

- Menor costo de reabastecimiento: el costo de producción del GNV es mucho menor al del diesel o la gasolina convencional, por lo que el valor al momento de reabastecer el carro es mucho menor. Según los registros para la ciudad de medellín, cada Mt3 de GNV costaba $1449, mientras que para la el mismo mes, el galón de gasolina corriente tenia un precio referencia de 8050.

0 Comentarios

Escribe tu comentario