Cómo conducir bajo la lluvia con seguridad

Para la mayoría viajar en carro propio es placentero hasta que comienza a llover. Y no es por quejarse, según la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional lo cierto es que en temporada de lluvias fuertes y prolongadas como las que estamos atravesando en el país, los accidentes de tránsito se incrementan.

Con la lluvia cayendo en el parabrisas se reduce nuestra visibilidad paulatinamente, especialmente cuando es abundante. Lo más habitual es que se reduzca el campo de visión, además las nubes reducen la luz natural.

Hay que tener mucho cuidado con la velocidad y el tipo de conducción que mantengamos, pues el agua se mezcla con el polvo y residuos de la carretera y se forma el pantano que puede ser muy resbaladizo.

Para disminuir riesgos, es necesario tomar precauciones. No hay que tomarlo a la ligera, pero tampoco desesperarse. El afán por llegar a su destino es lo que provoca muchas veces que se descuiden detalles importantes a la hora de conducir bajo la lluvia.

A continuación encontrarás 8 consejos que la alianza Andi-Fenalco, con su campaña #En4Ruedas Aporto Seguridad, elaboró con el fin de reducir el riesgo de accidentes de tránsito en esta temporada:

1. Mantenga en perfecto estado los neumáticos, frenos y amortiguadores. Estos elementos permiten afrontar la conducción bajo la lluvia de una manera mucho más fiable y segura. Siempre tenga el vehículo al día con la revisión tecno mecánica en talleres autorizados.

2. Reduzca la velocidad. La lluvia empeora notablemente la visibilidad y las condiciones de la vía por lo que se hace sumamente necesario bajar la velocidad.

3. Evite frenar en seco. Con las lluvias las carreteras se ponen resbaladizas, lo más seguro es frenar de forma paulatina hasta que el vehículo quede parado en su totalidad.

4. Mantenga los vidrios del carro limpios. Con regularidad en época de lluvia los vidrios del carro se empañan. Es fundamental utilizar la velocidad adecuada de los limpia brisas, prender el aire acondicionado y mantener los cristales limpios con el desempañador activado para evitar el vaho y no obstruir la visión.

5. Activar luces de parqueo. Con lluvia es imprescindible conducir con las luces de parqueo siempre encendidas para ver, como para ser visto por el resto de los vehículos.

6. Evitar andar sobre líneas o marcas blancas de calles o carreteras. Con la humedad, el vehículo pierde adherencia al pasar sobre la pintura blanca que se utiliza para delimitar calles o marcar los pasos de peatones.

7. Mantenga las dos manos sobre el volante. Si toma el volante con las dos manos, esto le permitirá una mejor maniobra y estabilidad a la hora de pasar por baches.

8. No se distraiga. Duplique la concentración mientras está al frente del volante, en los espejos del carro, y en los diferentes actores de la vía como ciclistas, peatones y motociclistas.

 

 

1 Comentarios

Javier Cuartas 07, oct. 2019 Evita ir por la izquierda, a muy baja velocidad; si no es preciso o necesario: esto en lugar de ser cuidadoso se puede tornar en una acción dual que puede dar incertidumbre a los demás conductores. Gracias por el aporte, está muy apropiado.

Escribe tu comentario