¿ABS, ASR Y ESP? ¡No te confundas!

Aquí te explicamos qué son y cómo funcionan.

Cuando vamos a comprar vehículo, encontramos dentro de sus características, que poseen sistema (ABS, ASR O ESP) y esto genera todo tipo de confusiones pues no sabemos de lo que se nos está hablando. A continuación te mostraremos las diferencias entre estos sistemas, para qué sirven y cómo actúan al interior del automóvil. Con esta información podrás determinar si el automóvil que piensas comprar es completo y seguro.

 

  • Sistema de freno ABS (sistema antibloqueo de frenos)

Este sistema de frenado evita que las ruedas “patinen” cuando se frene en seco, generando estabilidad, logrando que estas no se bloqueen y que el auto pueda voltear en ambas direcciones estando frenado. Este sistema impide que ninguna de las 4 ruedas patine bajo ninguna circunstancia. Además el sistema de frenado ABS actúa automáticamente. El conductor no tiene que reducir la presión sobre el pedal; Los sensores de velocidad de las ruedas detectan el bloqueo y envían señales para modificar la presión de frenado, que varía rápidamente, adaptándose a la necesidad.

 

Estas son 3 ventajas del sistema de freno ABS:

  1. El automóvil permanece siempre manejable, incluso al frenar a fondo. 
  2. El conductor conserva un dominio perfecto del automóvil al frenar. 
  3. El automóvil no derrapa al frenar a fondo en una curva. 

 

  • Sistema ASR (Control de tracción)

En caso de que el conductor acelere en seco, y una llanta gire a una velocidad mayor de lo que debería, el control de tracción se activa para disminuir el par de giro y recuperar la adherencia entre la superficie y el neumático.

Las superficies en las que generalmente actúa ese sistema es sobre aquellas que tienen poca adherencia. Entre estos suelos se pueden mencionar los mojados, con grava, caminos de tierra y superficies congeladas. Estas son las acciones que efectúa el sistema ASR, en las situaciones antes mencionadas:

 

  1. Suprimir o retardar la chispa de encendido en uno o varios cilindros.
  2. Disminuir la inyección de combustible para uno o varios cilindros.
  3. Su función es distribuir entre las 4 llantas el frenado que sea efectivo, es decir, dar más fuerza a las llantas con mayor adherencia y evitar el patinaje.

 

  • Sistema ESP (Sistema de control de estabilidad)

Este sistema es la ayuda ideal cuando perdemos el control de nuestro automóvil, si bien existen conductores experimentados, no están exentos de Una dificultad en la ciudad o en carretera.

Este control de estabilidad detecta irregularidades, es decir, analiza la velocidad del giro de las ruedas y lo compara con el comportamiento real del vehículo. Si en determinado momento estas no coinciden, el ESP automáticamente determina que estamos en una situación de riesgo y hace que se frene la rueda más conveniente para que el vehículo recupere la trayectoria. En este momento, lo único que el conductor debe hacer es direccionar al automóvil mediante el volante.

 

 

 

 

*Imagénes tomadas de: netcarshow.com